martes, junio 27, 2017

Origen del colibrí - Leyenda

Hola Andres buen día, antes que nada decirte que me encanto tu blog y todas sus publicaciones.

Te comento mi experiencia con los colibrís para mí, seres mágicos.

Tengo tiempo tratando de entender los cambios que han pasado en mi vida últimamente ,un día pedí a mi mama que ya no está en este plan terrenal conmigo, me enviara un mensaje de fuerza ,algo que yo sintiera que ella me anima a seguir. De pronto aparecieron colibrís en el patio de mi trabajo (soy maestra de primaria) asombrados mis alumnos y yo comenzamos a observarlos cada que nos visitaban y se quedaban descansando mientras nosotros estábamos en el jardín ya que volvíamos a nuestro salón de clases se retiraban.

Cada día eran más colibrís y el verlos me daba una paz y una alegría inexplicable.
Al imprimir las evaluaciones para mis alumnos en el área de comprensión lectora venia esta hermosa leyenda que te anexe al correo. Para mí fue sorprendente de principio a fin esta hermosa leyenda maya.


Gracias Andres por tu blog y por permitirnos unir este reconocimiento a tan bella y mística ave. Bendiciones


Los mayas más viejos y sabios, cuentan que los dioses crearon todas las cosas en la Tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro.

Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Ya no era más una simple flecha, ahora tenía vida, los dioses habían creado al ts'unu'um (colibrí).

Era tan frágil y tan ligera que el colibrí podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo, sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores.

Entonces los hombres trataron de atrapar a esa hermosa ave para adornarse con sus plumas. Los dioses, al verlo, se enojaron y dijeron: "si alguien se atreve a atrapar algún colibrí, este morirá". Por eso es que nadie ha visto alguna vez a un colibrí en una jaula, ni tampoco en la mano de un hombre.

De esta forma es que esta misteriosa y delicada ave ha podido llevar a cabo el encargo de los dioses: "El colibrí lleva de aquí para allá los pensamientos de los hombres" Si alguien te desea un bien, el colibrí tomará ese deseo y lo llevará hacia ti.

lunes, noviembre 30, 2015

EL COLIBRÍ - Del libro Animalario de la editorial ArteDos Gráfico.

La artista colombiana Blanca Moreno nos hace llegar el siguiente bellísimo aporte para el blog. Muchas gracias Blanquita.


Buena tarde Andres!

Por aquí te envío los colibries!!

-El dibujo forma parte del libro Animalario editado por Artedos Gráfico  Con Poemas de Roberto Triana  y mis dibujos. El poema del colibrí uno de los mas cortos dice así:

EL COLIBRI

Eres el sueño suspendido
cuando en el aire te detienes
para huir de ti mismo.

Con un fuerte abrazo!!  Hasta pronto!!!

Blanca

sábado, noviembre 23, 2013

EL COLIBRÍ - Por: Alejandro García "Virulo".

Lourdes Cortés, desde México, nos hace llegar el siguiente mensaje: “Inspirada en la canción de Virulo "el colibrí" puse a mi librería el nombre de BIULU que en zapoteco significa colibrí. Ésta canción es un cuento bellísimo sobre un colibrí que polinizaba libros en lugar de flores. Esta ave siempre representará la belleza en muchos sentidos..”

Muchas gracias Lourdes porque nos diste la idea de colgar la canción de Virulo en el blog:



Yo conocí una vez a un colibrí
que estornudaba con las flores,
se intoxicaba cuando iba al jardín
y le mareaban sus olores.
Azucenas y vicarias
le causaban urticarias,
los jazmines y azahares
problemas estomacales.
Al colibrí de tanto estornudar
se le puso el piquito rojo,
no pudo más y decidió emigrar
con una lágrima en los ojos.
Hizo un día sus maletas
y se fue de las violetas,
de su colibrí mamá,
a vivir a la ciudad
en un apartamento
gris y todo de cemento.

El colibrí dejó de estornudar
pero ahora andaba deprimido
volando solo por una ciudad
sin ningún rostro conocido.
Una vida sin colores
sin jardines y sin flores.
El creyó que se moría
cuando entró a una librería.
El colibrí de pronto imaginó
que eran los libros como flores
de muchos pétalos y se asomó
a un mundo lleno colores
y voló hasta el horizonte
por praderas y por montes
y las flores al pasar
no lo hacían estornudar
y tanto pudo ver
que quiso y aprendió a leer.

Entre los libros iba el colibrí
con su piquito investigando,
sin darse cuenta cómo en un jardín
los textos fue polinizando
y cruzo la geografía
con la trigonometría,
luego la filosofía
la lleno de poesía.
Nacieron libros con una visión
distinta del conocimiento,
se coloreaba la imaginación
y florecía el pensamiento.
Todo se iba intercambiando
y la vida transformando
y la gente que leía
poco a poco comprendía.
Y el mundo fue feliz
¡y todo por un colibrí¡


viernes, noviembre 15, 2013

Una historia de amor y confianza

Desde Veracruz, México, Oscar Manuel Hernández Alcalá comparte con nosotros una bella historia de amor. Muchas gracias Oscar Manuel:

“Me gustaría compartir el video de la experiencia que tuve con un colibrí al que decidí cuidar después que por alguna razón su madre dejo de alimentarlo a él y a otro pequeño. Desafortunadamente cuando decidí bajar el nido uno ya había muerto. Entonces empezó esta bella historia, pues así la veo.

Sigue recordándome regresando a mi casa y demuestra que tiene toda la confianza en mí.

Saludos desde Veracruz."


sábado, septiembre 14, 2013

viernes, mayo 24, 2013

Un colibrí para una valiente guerrera.

Fotografía de Fernando Cano Busquets

El día de hoy se cumple un mes desde que falleció mi hija menor. Ella nació hace siete años con una condición genética particular, que hacía que su apariencia fuera delicada y frágil… aunque en realidad era una valiente guerrera…

Por alguna razón me hacía pensar en un colibrí, siempre activa, pequeña y danzante, llenando de vida todo lo que tocaba… No volaba, es cierto, pero se reía de una manera que la hacía ligera…

Hoy busco en internet alguna imagen de un colibrí hermoso, para tatuarla en mi antebrazo en honor a Isa, y me he encontrado con su hermoso blog dedicado a los colibríes. Por esto me animo a compartirles otra experiencia, que sucedió hace unos días en el jardín de mi suegra.

Era miércoles, habían pasado tres semanas de la muerte de Isabel. Mi esposo llegó en la tarde con una mirada extraña en los ojos. Me llamó aparte y me dijo: ”tengo trabajo”. Hacía justamente un año que había perdido su empleo en una gran trasnacional… Y al tiempo que me lo contaba, un pequeño colibrí verdeazul revoloteaba entre las flores… y yo supe que era mi hija con un mensaje para nosotros…

Un abrazo desde México,


Daniela Osorio


miércoles, noviembre 21, 2012

65 quindes enfrentan el cambio climático



Entre el 19 y el 21 de noviembre de 2012 se llevó a cabo la Cumbre de Bogotá “Ciudades y Cambio Climático”. Una de las ciudades invitadas fue Quito quien ofreció en el Jardín Botánico José Celestino Mutis, como homenaje a la cumbre, una exposición de 65 esculturas similares que representan al colibrí, o quindes en nombre quechua, exposición que tiene por título Quito Jardín de Quindes.

En el Ecuador existen 130 especies de quindes , de las cuales 54 se encuentran en el Distrito Metropolitano de Quito. Las esculturas fueron realizadas por el artista ecuatoriano Nixon Córdova. Cada una mide  1.70 metros de alto, con alas extendidas sobre una base de 1.10 metros. Están trabajadas en resina sintética con un acabado similar al mármol blanco. Las obras fueron intervenidas por artistas, pintores, escultores, arquitectos, graffiteros, publicistas, quienes se encargaron de darle color a las esculturas.

(Fotografia y fragmentos de texto tomados de la página del Jardín Botánico de Bogotá José Celestino Mutis)