lunes, marzo 05, 2007

Colibrí acróbata


Fotografía de Peter Hoell

Fernando García Ramírez, gran origamista mexicano me envía este bello texto tomado de la Enciclopedia Infantil Colibrí:

UN ACRÓBATA CON ALAS

¿Has visto alguna vez a un pájaro que vuele hacia atrás? Pues el colibrí lo hace. Es más; es la única ave en el mundo capaz de volar en reversa.

En realidad el colibrí es un pequeño acróbata con alas. Como surgido de la nada, aparece de pronto como un pequeño torbellino frente a nuestros ojos: se eleva en vertical como un globo que se escapa, o se lanza hacia adelante, veloz, como un dardo, o se mantiene suspendido en el aire, fijo en un mismo punto.

¿Helicóptero?

Lo que sucede es que sus alas se hallan sujetas al cuerpo por una articulación giratoria. Esto permite que las alitas del colibrí actúen como las hélices de un helicóptero. Y por eso, también como los helicópteros, los colibríes pueden volar en cualquier dirección, cambiando de rumbo cuantas veces se le antoje.

Un incansable enamorado

Aprovechándose de esa extraordinaria habilidad para el vuelo, el macho realiza una serie de maniobras espectaculares, movimientos abruptos, giros alocados, todo con la intención de impresionar a su compañera. Incluso, muchas veces realiza el acoplamiento en pleno vuelo. Y cuando acaba toda esa ceremonia, se va tan campante, buscando una nueva conquista. Como te imaginarás, con tantos vuelos y revuelos el colibrí gasta mucha energía... Pero no tiene problema, pues es capaz de comer unas sesenta veces al día.

El más chiquito

Otra característica muy peculiar del colibrí es su tamaño. Aunque existen muchísimas variedades en nuestro continente, casi todos son tan pequeños que parecen de mentiras. Por ejemplo, hay ciertas mamás colibríes que ponen huevos no más grandes que un chícharo. Y otras que crían sus polluelos en nidos del tamaño de un dedal.

Y en Cuba viven unos colibríes chiquititos como una abeja.

Y también el más resistente

Pero lo más sorprendente es que, a pesar de que son tan pequeños y frágiles, hay unos que durante el invierno emigran de los Estados Unidos a México, cubriendo una distancia de 500 kilómetros. Y después de unos meses regresan nuevamente a su hogar de origen.

La verdad, la verdad, ¡estos colibríes son increíbles!

Fuente: Enciclopedia Infantil Colibrí. Tomo XII. México, SEP-Salvat, 1979, 167 pp.

1 comentario:

Carina dijo...

Hola, en verdad muy interesante conocer todo eso sobre los colibries, como parece que te gusta el tema quiza tu sabes que significan los colibries me refiero a iconografía o simbolismo, te agradecería si me comentas un poco de eso, mi e-mail es pelucida@gmail.com